fbpx
El mundo en que vivimos Los imprescindibles de Multiversial Mentalidad Bootstraper: Las ventajas de las empresas grandes contra...

Mentalidad Bootstraper: Las ventajas de las empresas grandes contra las que compites

-

Si estás lanzando un proyecto nuevo, comenzando desde cero y con mentalidad Bootstrapper, te puede interesar este artículo. Una de las cosas que muchas veces se pasa por alto al comenzar un negocio es conocer todos los puntos fuertes de los incumbentes, que normalmente son empresas grandes. Porque si vas a competir contra empresas ya establecidas, más vale que conozcas cuáles son sus puntos fuertes:

  1. Acceso a financiación: Si una empresa grande quiere acometer un proyecto, donde necesita más dinero que el que su negocio proporciona, tiene vías adicionales que no están disponibles para todo el mundo. Esto hace que el dinero puede que no sea un cuello de botella, y lo sea por ejemplo la rentabilidad del proyecto o el foco de la compañía. Ejemplos rápidos de opciones:
    • Añadir inversores a la empresa mediante ampliaciones de capital, tanto en mercados públicos como la bolsa o privados en fondos de inversión.
    • Acceso a emisión de bonos o capacidad de endeudarse en base a los activos de la empresa.
  2. La construcción de marca: Una vez oí que la marca es la capacidad de cobrar más dinero por el mismo producto, porque está asociado a unos valores que hacen que el cliente esté dispuesto a pagar más. Eso se consigue invirtiendo mucho dinero a lo largo de los años, para construir y alinear tu marca con los valores deseados. La marca es un lujo que los pequeños proyectos no tienen.
  3. Capacidad de ventas:
    1. Cuando vendes productos a consumidor final, la empresa ha construido una red de distribución muy potente: Cuando una gran empresa introduce un nuevo producto en el mercado, ya tiene las relaciones hechas con los «dueños de los escaparates», ya sean centros comerciales, farmacias, supermercados o asesoría de seguros. La gran empresa incentiva a los puntos de venta para que ofrezcan sus productos de mejor manera.
    2. Cuando vendes productos a empresas: la gran empresa cuenta con un ejercito de vendedores cualificados que conocen a la perfección a cada cliente y sus procesos de decisión.
  4. Acceso a talento: Las grandes empresas son lugares donde es más fácil conseguir personas con habilidades y conocimientos por encima de la media, no sólo por su capacidad de ofrecer mejores condiciones, sino por que pueden ofrecer carrera profesional y proyectos más ambiciosos.

Así que cuando montes tu proyecto o startup, no puedes competir en esas 4 dimensiones porque chocarás con un muro. Te recomiendo leer 7 Powers de Hamilton Helmer, si quieres empezar a dibujar tu estrategia. La semana que viene analizaremos que ventajas tienes tú como startup pequeña.

Para recibir el resumen de noticias por mail todas las mañanas y ser el primero en compartirlas con tus amigos subscríbete aquí:

1 Comentario

Deja un comentario

Latest news

El cofundador de WhatsApp se va a vengar de Facebook gracias a Signal

¿Recuerdas Signal? La app de mensajería que promete privacidad, no solo compitiendo con Facebook, sino también evitando...

Breves y curiosas: 18 Enero

Lecturas interesantes 📚: Hoy toca una fricada de ingenieros : ¿Por qué los motores...

El ocaso de Blackberry. Lo que puedes aprender de su historia

La semana pasada dejaron de funcionar los pocos teléfonos BlackBerry que todavía estaban activos. 

Breves y curiosas: 16 Enero

Lecturas interesantes 📚: Los problemas de la abundancia: Te dejo este experimento con ratas donde...

Kim Kardashian, criptomonedas y fraude

No me he podido resistir a traerte esta historia ya que estamos a viernes. Déjame solo mencionar...

La evolución del reparto (Delivery 2.0)

Hay una nueva hornada de startups que quieren competir contra Uber y Lyft. ¿Cuál es su innovadora propuesta de...

Must read

You might also likeRELATED
Recommended to you

Lo sé, Lo sé. Es molesto verdad? Pero…

Resumo la actualidad de los negocios digitales en un mail diario, o su versión semanal. Después de leerlo unos días, lo echarás de menos si no lo recibes.