fbpx
El mundo en que vivimos Los imprescindibles de Multiversial La NBA no es un deporte, ni una empresa,...

La NBA no es un deporte, ni una empresa, ni un espectáculo … y en cambio es muy lucrativo

-

NBA es un ejemplo extraño que mezcla contenido, tecnología, deporte, espectáculo y distribución. Vamos a analizar como es la organización que consigue el éxito de negoci oque analizamos en el artículo anter más allá de lo que ya se hizo para entender las claves del éxito del negocio

  • La NBA es una asociación de franquicias, que son a la vez equipos y empresas, que juegan una competición donde la cuenta de resultados de cada una de las franquicias depende en gran medida del resto de franquicias.
  • La NBA fuerza que la competición esté igualada de varias maneras:
    • Organiza la distribución de nuevos jugadores a través del draft de jugadores está hecho para distribuir la potencia actual y futura de los equipos asegurando que todas las franquicias tengan posibilidades reales de ganar en el medio plazo.
    • Organiza la distribución de salarios: El 53% de los ingresos de la NBA ha de ser repartido entre los jugadores. De los ingresos.. no del margen. Luego cada equipo tiene unos límites de salario tanto a nivel global del equipo (salary cap) como a nivel individual para evitar que un jugador no gane el 90% del salario de un equipo
    • El 50% de los ingresos de cada equipos, no solo los de TV también camisetas, entradas, etc…, se re-distribuye entre los otros equipos ¡que son empresas! Así que las franquicias compiten deportivamente pero van todas a una a nivel de ingresos. Es un ejemplo de cómo alinear 32 empresas y sus dueños para hacer más grande el mercado.
  • Solo tuvo competencia en los 70: Es una organización que no tiene rival, ya que los jugadores profesionales de baloncesto no tienen otra salida profesional en EE.UU. Hubo otra competición en los 70 la ABA, y los jugadores ponían a competir a los equipos de ambas ligas por salarios altos. La ABA que fue comprada por la NBA y fusiono parte de los equipos. De ahí que la mayor tensión sea entre jugadores y la liga, con huelgas para mejorar la distribución de los ingresos
  • La estrategia de la NBA pone a los jugadores en el centro: Los jugadores son las estrellas y la estrategia de la NBA es engrandecerlos para recoger réditos futuros. Además se pone del lado de los jugadores, solo hay que ver como ha tratado la liga el sentimiento de los jugadores sobre los problemas sociales versus como lo ha tratado la NFL.

Es interesante que está asociación de empresas que a) no tiene competencia b) donde se comparten ingresos, no solo de la TV sino de la venta de camisetas y entradas de los pabellones, se da en el que es el país más abierto al capitalismo. La NBA representa un contra-modelo muy exitoso, cercano a una cooperativa, con lo que son el resto de mercados en EE.UU.

Para recibir el resumen de noticias por mail todas las mañanas y ser el primero en compartirlo con tus amigos subscríbete aquí:

Deja un comentario

Latest news

El cofundador de WhatsApp se va a vengar de Facebook gracias a Signal

¿Recuerdas Signal? La app de mensajería que promete privacidad, no solo compitiendo con Facebook, sino también evitando...

Breves y curiosas: 18 Enero

Lecturas interesantes 📚: Hoy toca una fricada de ingenieros : ¿Por qué los motores...

El ocaso de Blackberry. Lo que puedes aprender de su historia

La semana pasada dejaron de funcionar los pocos teléfonos BlackBerry que todavía estaban activos. 

Breves y curiosas: 16 Enero

Lecturas interesantes 📚: Los problemas de la abundancia: Te dejo este experimento con ratas donde...

Kim Kardashian, criptomonedas y fraude

No me he podido resistir a traerte esta historia ya que estamos a viernes. Déjame solo mencionar...

La evolución del reparto (Delivery 2.0)

Hay una nueva hornada de startups que quieren competir contra Uber y Lyft. ¿Cuál es su innovadora propuesta de...

Must read

You might also likeRELATED
Recommended to you

Lo sé, Lo sé. Es molesto verdad? Pero…

Resumo la actualidad de los negocios digitales en un mail diario, o su versión semanal. Después de leerlo unos días, lo echarás de menos si no lo recibes.