fbpx
Breves Cómo responde Bill Gates a las típicas pregunta de...

Cómo responde Bill Gates a las típicas pregunta de una entrevista de trabajo

-

Bill Gates ha sido entrevistado por Stephen Curry, no estás leyendo mal, el jugador de baloncesto. Nos ha dejado las repuestas que daría en una hipotética entrevista de trabajo y es interesante no solo para poder inspirarte en las respuestas, sino para conocer en el tipo de persona que Bill Gates buscaba y la cultura de la empresa que siempre ha querido construir.

Pregunta: Estás solicitando un puesto de ingeniero junior en Microsoft. ¿Por qué deberíamos contratarte?

  • «Deberíais mirar el código que he escrito. Hago programas de software con calidad por encima de la media y sigo mejorando día a día. Así que echa un vistazo a mi código», argumentaba Gates. Aquí un punto al código abierto donde Microsoft ha virado 180º llegando a alinear Linux con Microsoft y comprando Github.
  • «Creo que puedo trabajar bien con la gente», añadió. «Puedo evaluar y mejorar su código y a veces soy bastante duro, pero en general me gusta trabajar en equipo. Me gustan las metas ambiciosas y pensar en cómo podemos anticipar el futuro del software. Quiero participar en ese futuro del software».

Pregunta: ¿Cómo definirías tus fortalezas y sus debilidades?

  • «Bueno, no soy alguien que sepa mucho de marketing. No me gustaría vender la moto», reconoce Gates. «He seguido de cerca la historia de la industria y leído sobre los errores que se han cometido, así que entiendo acerca de la definición de productos, su creación…»
  • «No formo parte de esa gente que entiende a los clientes, las ventas y el marketing, no es algo que pueda aportar, pero me gustaría trabajar con ellos«.

Pregunta: En el entorno actual, con toda la incertidumbre que hay, queremos valorar el talento que tenemos en nuestro equipo y asegurarnos de que sea apreciado. ¿Cuáles serían sus expectativas salariales para este trabajo?

  • «Espero que el paquete de opciones sea bueno y que pueda asumir riesgos», mencionó Gates. «Y creo que la empresa tiene un gran futuro, así que preferiría obtener opciones sobre acciones, incluso por encima que una compensación en efectivo. He oído que otras empresas están pagando mucho, pero lo que espero es justicia salaria y sobre todo hacer hincapié en las opciones sobre acciones». Hay que tener en cuenta de que Gates obtuvo gran parte de su riqueza por ser accionista de Microsoft, con un estimado de 100 millones de acciones por valor de 21.000 millones de dólares—.

Es interesante como una persona como Bill Gates deja entrever en esta entrevista las claves de su personalidad que se impregnaron en lo que fue Microsoft: Desarrollo tecnológico, altos estándares de calidad y retos en el segmento residencial a la hora de conectar con las personas.

Para recibir el resumen de noticias por mail todas las mañanas y ser el primero en compartirlas con tus amigos subscríbete aquí:

Deja un comentario

Latest news

La mente nos engaña para fijarnos en lo que no importa

Nuestra mente siempre intenta comprender el mundo, y, a veces, auto-completa la realidad de manera errónea. Aparecen los sesgos y las...

El mayor fraude o el mejor negocio

Imagínate una subasta donde hay una empresa que ayuda a los grandes patrimonios a comprar cuadros. Manda su...

Breves e interesantes: 23 Mayo

Lecturas Interesantes 📚: 1. Otro más que avisa: YCombinator avisa a su comunidad de startups que se...

Breve e interesantes: 20 mayo

Lecturas Interesantes 📚: 1. Si quieres consejos sobre como tomar decisiones en la situación actual (a parte de...

Apple y su ambición de controlar toda la cadena de valor

Ya sabes que a Apple le gusta controlar todos los elementos de su negocio: Diseña...

Los anuncios digitales volverán al 2009

Marriot, la cadena hotelera, ha lanzado un negocio de publicidad. Los anunciantes podrán poner sus productos en la web de...

Must read

You might also likeRELATED
Recommended to you

Lo sé, Lo sé. ¿Es molesto verdad? Pero…

Resumo la actualidad de los negocios digitales en un mail diario, o su versión semanal. Después de leerlo unos días, lo echarás de menos si no lo recibes.